Cuando nos ponemos la ropa de ellos

21 jul. 2011

Debe ser algo genético o la herencia de nuestros antepasados... Pero eso de robarle la ropa a ellos para ponérnosla es, a lo menos, ilógico.

Puede ser posible que nos pasemos horas en las tiendas buscando qué comprar si al final el primer poleron en su clóset nos queda perfecto? Sí, quedan lo suficientemente holgados como para bailar libremente... Y tan largos como para llegar a nuestros muslos o que nuestras manos se pierdan en las mangas. Siento que debería tener más ropa (que no fueran chaquetas o parkas) de manga larga... Pero, para qué! Si habrá una donación "voluntaria" de algún hombre que cubra esa necesidad. Pensando & pensando, casi me aferré al argumento de esa carga sentimental... Y claro, puede ser! Una prenda, con su olor, pero contigo; poético. Sin embargo, anoche dormí con el polerón de un ex-compañero... Ni siquiera de curso, de colegio. Me lo dió cuando salió de 4º medio & yo todavía iba 2 o 3 años más abajo, algo así. Nunca fuimos muy amigos, diría que apenas lo recuerdo... Pero su polerón, abriga & queda perfecto: Holgado, apenas veo mis manos sobresaliendo de las mangas & tiene en los hombros unos parches súper rudos, sí; en el cuello, su nombre. Razones sentimentales para usarlo? Ninguna.
 
#

©Copyright 2011 So N-NGC ♥ | TNB